Apostar por la ciencia, nuestro mejor futuro

La pandemia de Covid-19 no tiene precedentes, como tampoco los tiene nuestra respuesta común a la aparición y expansión del virus. Durante este tiempo en que los gobiernos y las sociedades de todo el mundo han estado luchando por contener la pandemia mundial, en que nuestras economías han sufrido como nunca antes y nuestras vidas personales y profesionales se han visto interrumpidas casi totalmente, la investigación y la innovación han demostrado ser las herramientas más poderosas en el tránsito hacia una ‘nueva normalidad’.

Profesionales de la investigación y la innovación trabajan incansablemente desde hace meses con el objetivo de comprender mejor el nuevo virus, para poder desarrollar tratamientos y diagnósticos efectivos y lograr una vacuna que pueda ser distribuida en todo el mundo.

Dada la incertidumbre económica y la imposibilidad de evaluar los efectos a largo plazo de la pandemia, la investigación y la innovación se constituyen como las mejores guías para la transición verde y digital de Europa. Juntas poseen la capacidad de impulsar un crecimiento sostenible y socialmente inclusivo, crear empleo y fomentar la competitividad.

“Necesitamos que todos los Estados miembros concedan a Europa la oportunidad de llevar a cabo una recuperación basada en logros científicos”

Pero Europa necesita un presupuesto acorde con estos ambiciosos retos, en el que la investigación y la innovación sean la base vertebradora. Tras varios meses de pandemia y negociaciones, el Consejo Europeo se reunió de nuevo el 19 de junio para debatir el Marco Financiero Plurianual, el presupuesto a largo plazo de la Unión Europea. En este sentido, las próximas semanas serán cruciales para definir de forma adecuada dicho presupuesto.

Es preciso recordar que la Unión Europea ha desarrollado el programa de investigación e innovación más amplio y completo conocido hasta la fecha, Horizonte 2020, que se ha convertido en un importantísimo motor de crecimiento. La ganancia estimada del PIB a través de Horizonte 2020 es de 400.000 a 600.000 millones de euros para 2030 en toda Europa. Este programa impulsa el desarrollo de actividades intensivas en conocimiento que representan más del 33% del empleo total en Europa. España ha recibido hasta la fecha 4.200 millones de euros a través de sus fondos competitivos.

Enfrentados a los desafíos de un futuro en el que los cambios van a sucederse de manera exponencial, estamos ultimando la preparación del plan que ha de suceder al Horizonte 2020: el Horizonte Europa. Este plan incorpora enfoques novedosos y dispone de herramientas potentes, como las misiones y los nuevos partenariados público-privados, cuyos objetivos incluyen, entre otros, el logro de la neutralidad climática en 2050. La capacidad de Europa para abordar los procesos de descarbonización y transformación digital se fundamenta en el desarrollo y la actualización de las nuevas tecnologías y en la innovación. Si queremos alcanzar el objetivo de reducir el 50% de las emisiones de CO2 en 2030, en sí mismo un factor transformador para todos los sectores industriales en Europa, necesitaremos realizar esfuerzos coordinados sobre la base de un sólido Horizonte Europa.

“Apostar por la ciencia es nuestro mejor futuro”

El 27 de mayo de 2020, la Comisión Europea propuso completar el programa Horizonte Europa con 13.500 millones de euros adicionales provenientes del instrumento de recuperación, el llamado Next Generation EU. Con esta aportación, el presupuesto del programa alcanzaría un total de 94.400 millones de euros. El dinero adicional permitiría ampliar el alcance del programa, reforzar la investigación en salud y resiliencia, y avanzar en las transiciones ecológica y digital.

En este momento, necesitamos que todos los Estados miembros concedan a Europa la oportunidad de llevar a cabo una recuperación basada en logros científicos y que, con este fin, acuerden dotar al programa Horizonte Europa de un presupuesto ambicioso. Un presupuesto que no sólo significaría la creación de hasta 100.000 empleos en actividades de investigación e innovación para 2027, sino también una inversión de gran impacto en nuestras economías.

Al mismo tiempo, es preciso que los ministros de Investigación de los Estados miembros aceleren el debate sobre los temas abiertos de Horizonte Europa para evitar retrasar el inicio del programa, que nos ayudará a combatir el impacto a largo plazo de esta pandemia y a afrontar mejor nuestro futuro. Horizonte Europa contribuirá a la lucha contra el cáncer, el descubrimiento de nuevas soluciones para ciudades climáticamente neutrales, la consecución de la seguridad energética y alimentaria, la mejora de la salud de nuestros océanos y la adaptación a los inevitables cambios sociales y económicos. No podemos desperdiciar esta oportunidad, apostar por la ciencia es nuestro mejor futuro (20minutos.es 21/06/20).

Enlace al artículo