Élites económicas y procesos políticos…en Catalunya

El Govern no se imaginaba que la traición de sus empresarios fuera tan rápida, clara y unívoca.

La crisis institucional de Cataluña y del Estado español ha estado marcada esta semana por la huida de depósitos bancarios y de la sede social de las grandes empresas –también pequeñas y medianas- de Cataluña. Y no paro de escuchar entre quienes creían que con muestras de fraternidad y diálogo el nacionalismo catalán recularía un “qué pena que lo que haga bajar el soufflé sean los intereses económicos”. Leer artículo completo en eldiario.es