Las gigantes tecnológicas deben respetar los derechos de los trabajadores y las libertades fundamentales

Las gigantes tecnológicas deben respetar los derechos de los trabajadores y las libertades fundamentales.
Las tecnologías de vigilancia de Amazon hacen que los trabajadores estén constantemente vigilados por cámaras y algoritmos que les llevan a trabajar más duro y más rápido de lo que es seguro o saludable.
A diferencia de Estados Unidos, los tratados de la UE otorgan una protección especial a los derechos y libertades fundamentales. Y las empresas del sector digital tienen que respetar las normas de la UE, y las instituciones de la UE y, por otra parte, los gobiernos nacionales tienen el deber de garantizar la protección de los trabajadores y las libertades fundamentales.
Se debe trabajar en:
– Una Directiva sobre condiciones de trabajo dignas y derechos en la economía digital, que abarque a todos los trabajadores, incluidos los trabajadores atípicos, los trabajadores de empresas de plataforma y los autónomos.
– Una Directiva sobre el derecho a la desconexión, y medidas para un teletrabajo justo y otros derechos digitales en el trabajo, incluyendo la protección de la privacidad de los trabajadores. La UE debe legislar contra la vigilancia en el lugar de trabajo y la discriminación en la selección debido al uso de algoritmos o servicios de selección de personal que infringen la protección de datos. Parece que el “capitalismo de vigilancia” ha venido para quedarse y tenemos que evitarlo.